jueves, 28 de julio de 2011

Las «blogueras lesbianas» que resultaron ser ellos

Leo una típica historia del funcionamiento del lobby homosexualista en La Vanguardia:

Uno de los símbolos de la oposición siria, la bloguera lesbiana Amina Abdallah Araf al Omari, autora del famoso blog A gay girl in Damascus, ha resultado ser una farsa. Tras una semana de especulaciones sobre su existencia, el misterio se ha solucionado: Amina es en realidad un tal Tom MacMaster, un hombre estadounidense que escribe, según él, desde Estambul.

Pero, ¿Quién era Amina? Durante 106 días se suponía que era una joven de 35 años que hablaba sobre su vida como lesbiana en una ciudad como Damasco. A gay girl in Damascus se convirtió en un blog donde esta mujer, que decía tener doble nacionalidad siria y estadounidense, escribía de forma apasionada sobre su sexualidad y su activismo político en una Siria inmersa en un proceso revolucionario.

Pero más interesante aún es la secuela que cuenta Jorge Soley:

Pero la cosa no acaba aquí. Pocos días después de la salida del armario de MacMaster, saltaba la noticia de que Paula Brooks, la editora de la página web «Lez Get Real» en la que se alojaba el blog de la chica gay de Damasco, una web que se presenta como de lesbianas y para lesbianas, es en realidad Bill Graber, un obrero prejubilado de 58 años residente en Ohio. En declaraciones al Washington Post Graber explicó que había adoptado la personalidad de su esposa (también heterosexual) para conseguir así un mayor impacto para sus ideas.

Y termina con una sugerente referencia a la novela de Chesterton «El hombre que fue Jueves», en la que todos los dirigentes de un grupo anarquista eran en realidad policías, servidores de la ley, infiltrados en la organización y desconocedores de que sus colegas también eran policías infiltrados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada