miércoles, 3 de agosto de 2011

Crece sífilis en varones gay y bisexuales de minorías en EEUU

Por Amy Norton

Las crecientes tasas de sífilis en Estados Unidos estarían afectando desproporcionadamente a los varones homosexuales y bisexuales de las minorías, según informaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés).

La sífilis es una infección bacteriana de transmisión sexual que se cura fácilmente con antibióticos cuando recién aparece. Pero muchas personas no tienen síntomas o no los reconocen y siguen transmitiéndola.

En Estados Unidos, los casos crecen desde el 2000, cuando la tasa superó el promedio nacional histórico de 2,1 casos por cada 100.000 personas.

El crecimiento ocurre principalmente en los hombres, que registraron ocho casos de cada 100.000 en el 2009 (frente a 1,4 de cada 100.000 entre las mujeres), según los CDC. Y estudios habían sugerido que los varones homosexuales y bisexuales representan la mayoría de los nuevos casos.

Las autoridades sanitarias están preocupadas no sólo por la reaparición de la infección, sino también porque la sífilis aumenta la vulnerabilidad frente al VIH, el virus que causa el sida.

El nuevo estudio, publicado en Annals of Internal Medicine, demuestra que las minorías, en especial los varones jóvenes, son las más afectadas.

Con datos de 27 estados, el equipo de los CDC halló que entre el 2005 y el 2008, la tasa de casos de sífilis en los afroamericanos gay y bisexuales creció ocho veces más rápido que en los blancos. Entre los hispanos gay y bisexuales, la tasa creció dos veces más que en los blancos.

En el 2008, la tasa en los varones afroamericanos gay y bisexuales era de 19 cada 100.000, mientras que en los hispanos era de siete cada 100.000 y en los blancos, de cuatro cada 100.000.

Es más: según los CDC, hubo un cambio en la edad del grupo más afectado. Hace 10 años, los brotes de infecciones de transmisión sexual (ITS) ocurrían en los hombres gay y bisexuales de 30 años.

Desde el 2005, los adolescentes y los varones de 20 son los grupos en los que más crecieron los casos de sífilis. Y los de 20 a 29 años fueron los que concentraron la tasa más alta en el 2008 (12 de cada 100.000 casos).

Las diferencias étnicas en la incidencia de la sífilis y otras ITS en la población masculina de Estados Unidos existen desde siempre. De modo que estos resultados no sorprenden. Pero sí la magnitud de la brecha étnica, indicó el doctor John R. Su, epidemiólogo de los CDC.

Su, autor principal del estudio, señaló que eso podría estar reflejando realidades como ingresos y niveles educativos más bajos, como así también problemas de acceso a la atención.

Lo importante aquí para los varones homosexuales y bisexuales, según opinó Su, es tomar consciencia. "Primero hay que saber que se está en riesgo y, luego, conversar abiertamente con el médico", explicó.

Se recomienda que todo varón homosexual y bisexual sexualmente activo se haga por lo menos un análisis anual para detectar ITS, como sífilis, VIH y gonorrea. Una relación monógama con una pareja que se hace el análisis y el uso regular de preservativo reducen los riesgos.

Pero un editorial sobre el estudio señala que esta reaparición de la sífilis demandaría "nuevas" respuestas sanitarias.

"Por ejemplo, muchos HSH (hombres que tienen sexo con hombres) con un nuevo diagnóstico de sífilis o VIH conocieron a sus parejas sexuales vía internet", escriben los doctores Kenneth H. Mayer y Matthew J. Mimiaga, del Instituto Fenway en Boston, que se especializa en la atención de pacientes gay, bisexuales y transgénero.

De modo que la educación y la pesquisa, aseguran, deben estar orientadas a los sitios que frecuentan: internet, bares, clubes y saunas.

Su coincidió en que estrategias más innovadoras, como el uso de internet o los mensajes de texto, parecen dar buen resultado para diseminar mensajes de salud.

Según los CDC, el 15 por ciento de las personas con sífilis sin tratar desarrollan complicaciones en el largo plazo, como daños cerebrales, nerviosos, cardíacos y vasculares, que pueden ser fatales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada