lunes, 3 de junio de 2013

Asesinan a un hombre en Rusia a causa de su homosexualidad

Un hombre fue asesinado la semana pasada en el extremo oriente de Rusia a causa de su homosexualidad, según ha informado este lunes la Policía. Se trata del segundo crimen de este tipo en menos de un mes y los activistas han advertido de que el actual aumento de la violencia es el resultado de la "política homófoba" del presidente de Rusia, Vladimir Putin.
   Tres hombres de una aldea de la península de Kamchatka apuñalaron hasta la muerte al hombre, de 39 años, la semana pasada, según ha informado el Comité de Investigaciones de la Policía en un comunicado. Tras cometer el crimen, los sospechosos, que han sido detenidos, colocaron el cadáver del hombre en su automóvil y lo quemaron, ha añadido. La agencia rusa de noticias Interfax ha precisado que la víctima era un alto responsable de un aeropuerto.
   Es poco frecuente que las autoridades rusas vinculen los crímenes con la homofobia. La semana pasada, los investigadores policiales de la ciudad de Volgogrado, en el sur, informaron de que un hombre de 23 años había sido torturado y asesinado después de que revelara que era homosexual mientras bebía alcohol con otras personas.
   Los activistas por los derechos de los homosexuales han denunciado que éste ha sido un nuevo ejemplo de la violencia homófoba, que podría incrementarse si Putin y sus aliados consiguen sacar adelante en el Parlamento un proyecto de ley por el que se prohibiría la "propaganda" homosexual entre menores de edad.
   Los sectores opuestos al proyecto han advertido de que la nueva ley supondría la prohibición efectiva del derecho de reunión y de manifestación de los colectivos homosexuales y forma parte de una "política homófoba" que está dando "carta blanca" a la población para cometer estos crímenes.
   "Ahora ha sido asesinado el subdirector de un aeropuerto en Kamchatka porque era homosexual, y esto va a ir a peor", ha declarado en Twitter el más conocido activista por los derechos de los homosexuales de Rusia, Nikolai Alexeyev.

HOMOFOBIA

   Pese a que la homosexualidad fue despenalizada tras la caída de la Unión Soviética en 1991, una encuesta realizada el pasado mes de mayo por el organismo independiente Levada Center indicaba que el 38 por ciento de los rusos creen que los homosexuales necesitan tratamiento médico y el trece por ciento es partidario de que se les persiga judicialmente.
   Putin ha basado buena parte de su propaganda en el apoyo a los valores conservadores y a la autoridade moral de la Iglesia Ortodoxa, sobre todo desde su vuelta a la Presidencia, en mayo de 2012. El presidente ha asegurado que su país no discrimina a los homosexuales, pero les ha acusado de impedir el aumento de la población.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada