domingo, 4 de julio de 2010

El Orgullo dejó en las calles un 20% menos de basura que en 2009

96.775 kilos de basura. Son los restos que dejaron el millón y medio de personas que celebraron el Orgullo Gay y los hinchas que festejaron en el Santiago Bernabéu la victoria de la roja. Supone un 20,03% menos de desechos que en 2009, cuando se retiraron 121.000 kilos.

El dispositivo de limpieza, formado por 339 empleados y 121vehículos se desplegó hacia las 18.45 del sábado y duró hasta las 10.15 del domingo. 102 operarios y 39 máquinas se hacían paso entre la multitud y siguieron el recorrido de la marcha, desde la calle Alcalá hasta la plaza de España. 61.575 kilos, el 63,62% de toda la basura, se recogieron en este tramo.

El resto del equipo trabajó en las calles aledañas a Gran Vía, en Chueca y en las inmediaciones del estadio Santiago Bernabéu, donde se retiraron 15.500 kilos de desperdicios.

Esta reducción de basura, coincide con el lema de Orgullo Sostenible de esta edición: el impacto acústico se redujo un 50% y el número de barras en las calles un 70%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada