miércoles, 25 de agosto de 2010

EEUU: marines no quieren compartir habitación con gays

La mayoría de los marines preferiría no compartir cuarteles con gays y lesbianas, a pesar de que el Congreso estudia levantar la prohibición de homosexuales en las Fuerzas Armadas, dijo hoy el máximo comandante de ese cuerpo.

El general James Conway, que nunca ha escondido su oposición a la presencia de homosexuales declarados en las tropas, dijo que, de todos modos, los Marines harán "lo que recomiende la ley".

Desde la era Clinton la ley permite a gays y lesbianas ser militares si mantienen en secreto su inclinación sexual, pero son expulsados si la hacen público, en una política conocida como "don't ask, don't tell" (No preguntes, no digas).

El Presidente Barack Obama ha impulsado la revocación de la ley, en lo que considera un avance en la campaña para la igualdad de derechos.

Los críticos dicen que la presidencia de gays y lesbianas declarados entre las tropas agregará presión a las fuerzas ya desplegadas en las guerras de Irak y Afganistán.

Aunque los marines criticaron el fin de la prohibición, algunos militares están a favor de permitir que los homosexuales sirvan abiertamente en las Fuerzas Armadas, incluido el almirante Mike Mullen, jefe del Estado Mayor Conjunto.

"Nosotros preguntamos a los marines sobre sus preferencias y dijeron, en aplastante mayoría, que no les gustaría compartir habitación con una persona abiertamente homosexual", dijo Conway, quien se retira en los próximos meses.

El general advirtió que no hay dinero para construir "habitaciones individuales" para cada marine, pero sugirió que se convoque a reclutas voluntarios para compartir cuartos con homosexuales, dado que hay quienes no se oponen al fin de la prohibición.

"Quizás una base de voluntarios podría ser el mejor lugar para comenzar y sin violar el sentido moral de cada uno", agregó Cullen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada