viernes, 28 de mayo de 2010

La policía allana la oficina de gays y lesbianas en Zimbabue, organización afiliada a la IRG


Nos manda la noticia July y la transcribimos tal como nos llega, con toda nuestra solidaridad y exigencia de reparación.

El lunes 24 de mayo de 2010 la policía de Zimbabue interpuso nuevos cargos contra una trabajadora y un trabajador de Gays y Lesbianas de Zimbabue (GALZ por sus siglas en inglés), que fueron detenidos la semana pasada después de que la policía allanara sus oficinas en Harare.

La policía presentó el lunes cargos contra /Ellen Chademana/, que asistió a la conferencia de la IRG en India el pasado mes de enero, y a /Ignatius Muhambi / por contravenir la Sección 33 de la Ley Criminal (Codificación y Reforma) por supuestamente socavar la autoridad del Presidente Robert Mugabe.

La policía afirma que Chademana y Muhambi desplegaron en su oficina una placa del ex alcalde de San Francisco Willi Lewis Brown Jr, en la que el afroamericano denunciaba la homofobia de Mugabe contra gays y lesbianas.

Abogados de Derecho Humanos de Zimbabue (ZLHR por sus siglas en inglés), Dzimbabwe Chimbga, Tawanda Zhuwarara, David Hofisi, ayudados por Belinda Chinowawa, finalmente lograron tener acceso a sus clientes
después de que inicialmente el sábado les fuera denegado.

Chademana y Muhambi han sido acusados de estar en posesión de artículo obscenos, indecentes o prohibidos que violan la Sección 26 (1) (b) del Capítulo 10:04 de la Ley de Control y Censura de Entretenimiento.

Ambos pasarán su cuarta noche en las celdas de la policía después de que la policía no los llevara ante el juez el lunes. Ahora se espera que comparezcan en el juzgado el miércoles 26 de mayo de 2010, después del festivo por el Día de África.

Mientras tanto, el lunes 24 de mayo, ZLHR no consiguió presentar una denuncia contra la conducta del oficial a cargo del caso contra GALZ. ZLHR acusa al oficial Mr. Gomo de desinformar deliberadamente sobre el paradero de sus clientes.

Los abogados de ZLHR fueron el lunes a la Comisaría Central de Policía de Harare y fueron informados por Mr. Gomo de que Chademana y Muhambi estaban bajo custodia en celdas de la policía y que serian llevados donde estaban los abogados para que sus declaraciones pudieran ser grabadas en presencia y con la asistencia de los abogados. Los abogados se vieron sorprendidos al descubrir que mientras esperaban en la comisaría de policía con la confirmación del oficial a cargo, sus clientes habían sido sacados de sus celdas y llevados bajo escolta policial a la oficina de GALZ en Milton Park para otra inspección de las oficinas sin orden judicial y sin el conocimiento o consentimiento de los abogados. El allanamiento incluyó la inspección forzada e ilegal de los correos electrónicos de los dos trabajadores de GALZ. La acción ilegal e unilateral fue realizada con el total conocimiento de que los sospechosos estaban representados legalmente y, por consiguiente, con derecho a contar con la presencia de los abogados durante todas las actividades policiales.

A Chademana y Muhambi no se les dio la oportunidad de advertir a sus abogados ni tampoco la policía les informó de dónde y qué estaban haciendo sus clientes. La policía deliberadamente dio información falsa a los abogados, los cuales se encontraban en la Comisaría Central de Policía de Harare cuando éstos pidieron ver a sus clientes para hablar sobre sus declaraciones.

En su denuncia, ZLHR pidió al oficial encargado de la Sección de Drogas de la Comisaría Central de Policía de Harare que de forma urgente diera aviso a sus subordinados, particularmente a aquéllos encargados del caso de GALZ, de que Chademana y Muhambi tienen el derecho constitucional a tener si lo desean abogados presentes y notificados en cada paso de la investigación policial.

ZLHR también ha denunciado que la policía había indicado inicialmente que sus clientes iban a ser llevados ante el magistrado la mañana del lunes, lo cual fue deliberadamente dilatado y no llegaron a tiempo a las 11 de la mañana, hora a la que se había fijado la vista. El cambio pareció calculado y un intento malicioso de quebrantar los derechos de los trabajadores de GALZ.

ZLHR pidió al jefe de policía que haga una investigación sobre las acciones de la policía, las cuales son una obstrucción a la justicia y un brutal abuso de procedimiento.

ZLHR advirtió que cualquier de estas supuestas evidencias que sean producidas o usadas en el caso de GALZ, resultado de estas acciones fuera de la ley y del procedimiento, serán rechazadas ante cualquier tribunal.

pincha aquí para ver

Ver también:

pincha aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada