domingo, 16 de mayo de 2010

Polémica por nombramiento de lesbiana como obispo de la iglesia Anglicana



La diócesis episcopal de Los Angeles ordenó como obispo a Mary Douglas Glasspool, una mujer que reconoce ser lesbiana.

Glasspool es ahora una obispo subordinada, o asistente, en la diócesis liberal de la Costa Oeste de Estados Unidos, y ofreció reunirse con sus críticos como una 'persona reconciliadora'.

Unas 3.000 personas asistieron a la ceremonia, según informó el portavoz de la diócesis Bob Williams. 'El evento fue alegre y con mucha participación', afirmó.


Dos personas, un hombre y un joven, interrumpieron el comienzo del servicio, instando a las personas a arrepentirse y afirmando que la homosexualidad es un pecado, pero el resto de la ceremonia se desarrolló sin problemas.

El evento es una noticia para los 77 millones de anglicanos de todo el mundo y la profundamente dividida Comunión Anglicana, el grupo de iglesias anglicanas nacionales de la que la Iglesia Episcopal de Estados Unidos es miembro.

La Comunión fue remecida por a consagración del primer obispo reconocidamente homosexual, Gene Robinson, por parte de la Iglesia Episcopal en el 2003. Instó a la Iglesia de Estados Unidos a no designar otro obispo homosexual debido a la dura oposición al cambio de los anglicanos conservadores, en su mayoría en Africa.

Algunos conservadores han dejado la Iglesia desde entonces para formar una propia, la Iglesia Anglicana de Norte América, en protesta contra las reformas liberales de la Iglesia Episcopal y la Iglesia Anglicana de Canadá.

Las iglesias conservadoras africanas protestarán firmemente y redoblarán sus esfuerzos por defender las políticas tradicionales contra el clero homosexual.

Los tradicionalistas en la Iglesia de Inglaterra, quienes se oponen a los planes para permitir la ordenación de mujeres como obispos, posiblemente verán una nueva razón para unirse a la Iglesia Católica Romana.

En una entrevista con la agencia de noticias Reuters Televisión, Glasspool dijo que ella está lista para reunirse con sus críticos. 'Soy una persona reconciliadora y buscaré acercarme y participar con la gente que cree o piensa diferente a mí, e intentaré construir una relación con ellos', afirmó.

En la ceremonia también se consagró a una segunda obispo asistente, Diane Jardine Bruce.

El problema de Glasspool se desarrolla en un marco de un debate más amplio en Estados Unidos sobre temas de orientación sexual, tales como el matrimonio entre homosexuales, la adopción de niños por parte de padres del mismo sexo y la situación de los homosexuales en el Ejército.

Los sondeos muestran consistentemente que los homosexuales y lesbianas gozan de una creciente aceptación en la sociedad estadounidense.

Sin embargo, los credos de rápido crecimiento en Estados Unidos, al igual que muchas iglesias evangélicas protestantes y la Iglesia Mormona, consideran las relaciones homosexuales como un pecado y prohibidas por las escrituras, y los votantes se han opuesto al matrimonio homosexual, incluso en California.

La Comunión Anglicana es la tercera mayor denominación cristiana en el mundo, después de la Iglesia Católica Romana y las iglesias ortodoxas.

LOS ANGELES (Reuters)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada