viernes, 14 de mayo de 2010

Las lesbianas palestinas alzan la voz para que la sociedad reconozca sus derechos

Problemática de los homosexuales en los países árabes


La Asociación de mujeres palestinas Aswat-Palestinian Gay Women lleva más de cuatro años alzando la voz para que la sociedad reconozca sus derechos y espera que los medios de comunicación le presten la misma atención que al presidente iraní, Mahmud Ahmadineya, cuando dijo que en su país no hay homosexuales.

Así lo aseguró a Efe la palestina Nisreen Mazzawi, cofundadora y miembro de la junta directiva de Aswat que se encuentra en España para explicar la problemática a la que se enfrentan los homosexuales en los países árabes.

Mazzawi consideró durante una conferencia en Madrid que las lesbianas de su país tienen que librar "una triple lucha" porque, además de ser lesbianas, son mujeres y palestinas, con lo que se enfrentan a múltiples retos como las leyes contra la liberación sexual en los estados árabes o el conservadurismo de la sociedad y la familia en esos países.

"A los hombres se les educa para que se diviertan, para que sean líderes de algo; a las mujeres, en cambio, se las educa para que sean buenas", subrayó Mazzawi.

Por eso, en 2002 nació Aswat, primero como un foro virtual en el que las lesbianas palestinas pudieran hablar de sus necesidades "sin miedo", y un año después consiguió tener una plataforma de organización y las miembros pudieron celebrar su primera reunión.

"Aswat ayuda a las mujeres en un clima en el que podemos hablar de nosotras mismas. Seguimos una línea en la que se puede confiar", explicó Mazzawi, quien actualmente reside en Israel.

Su principal reto, según dijo a Efe, es cambiar la sociedad y aunque saben que "no es fácil", Mazzawi es optimista y confía en "crear un espacio de igualdad con las mismas oportunidades que el resto" y poder vivir así la vida que ellas quieran.

En este sentido conciben la lucha no sólo como lesbianas sino también como mujeres de nacionalidad palestina: ¿cómo podemos hablar de lesbianismo sin hablar del problema palestino?, yo no puedo hacerlo".

Aswat -que también está formada por transexuales y bisexuales- colabora con grupos feministas, movimientos por la paz y por los derechos humanos, entre otros, pero Mazzawi dijo con rotundidad que "algunos son bienvenidos y otros no lo son" porque tienen diferentes maneras de proceder.

Preguntada por Efe sobre las declaraciones del presidente de Irán en las que manifestó: "nosotros no tenemos homosexuales como en Estados Unidos. No tenemos ese fenómeno", Mazzawi dijo que no sabe lo que pasa en ese país pero subrayó que ella y la asociación están aquí y existen.

"Nosotros tenemos que decir que existimos y alzar nuestra voz. Espero que los medios de comunicación nos presten la misma atención que le han prestado al presidente iraní. El dirá lo que quiera, y nosotros, que existimos", destacó.

Reconoció que sale del armario "cada día" y a pesar de que en su caso no hubo un día en concreto en el que reconoció su homosexualidad, sino que "fue un proceso"; cuando lo hizo, no se sintió tan sola, al poder compartir su vida con la gente que quiere.

"Hay muchas familias que lo aceptan y otras que no lo aceptan; algunas puede que no lo hagan nunca porque piensan que los hijos deben perpetuar el apellido, y las hijas, tener hijos", opinó.

En cualquier caso, Mazzawi y la asociación continuarán la lucha para que finalmente se vea reconocido su lugar en el mundo y, entonces, como ahora desearán para todos: "paz y amor desde Aswat".

http://www.aswatgroup.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada