sábado, 29 de mayo de 2010

Pidieron a los senadores que se opongan al matrimonio gay

Sábado 29 de Mayo de 2010 | Cientos de adherentes de iglesias evangélicas marcharon en la plaza Independencia. La marcha se cruzó con un grupo de defensores de los derechos de los gays y de las lesbianas, pero no hubo incidentes.


Olé, olé, olé, olé, Jesús, Jesús". Los cantos futboleros -pero con contenido cristiano-, los saltos y los gritos le pusieron calor a la noche. Bajo una insoportable garúa, cientos de personas marcharon ayer para manifestarse en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo y la posibilidad de que los homosexuales puedan adoptar.

La mayoría de los manifestantes eran fieles de distintas iglesias evangélicas de Tucumán. Habían asistido a la movilización convocados por sus pastores. "Dios estableció el matrimonio con Adán y Eva, o sea, con un hombre y una mujer. Nosotros defendemos esa institución. Como creyentes, les pedimos a los senadores que no aprueben la ley del matrimonio entre homosexuales", explicó el pastorPascual Guillermo Trejo, de la Iglesia de Dios Pentecostal.

La manifestación comenzó cerca de las 21. Los manifestantes (la mayoría portaba escarapelas) marcharon alrededor de la plaza Independencia. "Jesucristo vino a salvar, no a condenar. El sólo condena el pecado, la injusticia, la maldad. Nosotros no nos oponemos a los homosexuales. Ellos son personas y, como tales, queremos lo mejor para ellos. Pero lo que no queremos es que se destruya el modelo actual de familia para imponer otro modelo que, a la larga, va a tener consecuencias graves en la sociedad", manifestó Marcelo Baik, miembro de la Iglesia Prebisterana.

Entre los manifestantes había personas de todas las edades. Nancy Balbuena había asistido con sus tres hijos de 12, ocho y dos años. Ella pertenece a la iglesia El Señor es mi Rey, de Alderetes. "Yo vengo a defender a mis hijos. Y los traigo a ellos, porque saben qué es un homosexual. En la iglesia siempre discutimos este tema y les explicamos que el matrimonio se constituye entre un hombre y una mujer", afirmó Balbuena.

Contramarcha
Mientras se realizaba la marcha alrededor de la plaza, en la esquina de San Martín y 25 de Mayo se concentró un grupo colorido (llevaban bufandas multicolores y globos) integrado por miembros de organizaciones que defienden los derechos de los gays. A pesar de que las dos columnas se cruzaron, no se produjeron incidentes.

"Genera bronca ver esto. La libertad de expresión tiene un límite: la agresión. No se puede considerar la homosexualidad una enfermedad", aseveró Carlos Delepiane, de Hojas de Trébol, Colectivo de Género y Diversidad.

Tras dar una vuelta al paseo público, los evangélicos se detuvieron a pocos metros de la Catedral, rezaron una oración y se desconcentraron. Antes, anunciaron que se realizarán más movilizaciones en contra del proyecto de ley.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada