lunes, 7 de junio de 2010

Dos mujeres celebraron la primera boda homosexual en Portugal

Lisboa (AGENCIAS). Paixao, de 40 años, y Pires, de 33, tuvieron que esperar cuatro años de batalla jurídica hasta que el presidente portugués, Anibal Cavaco Silva, ratificara la ley que autoriza el matrimonio entre gays y lesbianas, en un país predominantemente católico, donde hasta 1992 la homosexualidad estaba penalizada.

La norma, que excluye para esas parejas el derecho a la adopción, se aprobó en el Parlamento luso en febrero pasado y fue promulgada después de la visita a Portugal que realizó el papa Benedicto XVI y en la que criticó este tipo de unión.

LA CEREMONIA
A la boda asistieron las hijas de las dos contrayentes, Marisa y Beatriz, que presenciaron en primera fila la ceremonia.

Las recién casadas dijeron a la prensa que han cumplido el “sueño” de vivir como una familia, pero que su lucha por ese derecho no ha terminado, en alusión a la imposibilidad de adoptar.

En tanto, los opositores al matrimonio homosexual exigieron un referéndum nacional sobre la nueva ley y juntaron para ello 90.000

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada